biosolidos

BIOSÓLIDOS: EL ALIADO PARA MEJORAR LAS CONDICIONES FÍSICAS DE LOS SUELOS

Las plantas de tratamiento de aguas servidas producen lodos que pueden ser utilizados para mejorar las condiciones físicas de los suelos debido a que presentan alto contenido de materia orgánica. Es por esta razón que han surgido diversas investigaciones que están orientadas a demostrar su eficacia y explicar sus beneficios.

Un claro ejemplo de esto, lo expone el segundo informe de avance técnico y de gestión  del proyecto “Evaluación de Lodos Estabilizados para el Incremento de la Calidad de Suelos en la Región del Biobío”, ejecutado en 2012 por INIA. Este documento tiene como objetivo “evaluar el efecto de la aplicación de lodos estabilizados, provenientes del tratamiento de aguas servidas de ESSBIO (tratados por la empresa Biodiversa)”.

Para ello, se estudió el efecto en parcelas ubicadas en Santa Rosa, Yumbel y Cañete. Entre las conclusiones preliminares que se presentaron en este informe se encuentran:

  • “Existe mayor crecimiento en los tratamientos con aplicación de lodos biosecados y estabilizados, sin importar la dosis. Es importante considerar que estos productos aportan rápidamente los nutrientes, por lo que estos resultados eran esperables”, señala el documento.
  • Además, menciona que en la medida que se dispongan los nutrientes en los lodos compostados, debería aumentar la fitomasa y promover una mayor actividad biológica en el suelo.

En 2013 el equipo de investigación compuesto por Patricio Corvalán, Horacio Bown, bajo la Facultad de Ciencias Forestales y de Conservación de la Naturaleza de la Universidad de Chile, publicó un proyecto denominado “Respuesta en crecimiento, calidad de madera y mejoramiento de suelos como consecuencia de la aplicación de biosólidos en rodales juveniles y adultos de Pino Radiata en el Centro Forestal y Experimental Tanumé, VI Región”.

Tal y como señala el título del proyecto, se realizaron ensayos de aplicación de lodos sanitarios en el Centro Forestal y Experimental Tanumé, administrado por la Corporación Nacional Forestal, a una plantación de carácter juvenil y otra adulta de rodales. A grandes rasgos, el estudio concluyó que:

  • “Las variables de estado de los rodales al año 2002 no fueron significativas antes de la aplicación de los biosólidos. Sin embargo, cabe consignar que las densidades iniciales decrecen, aunque no significativamente”, expone.
  • Por otra parte, señala que en 2005 se muestran leves diferencias en el diámetro cuadrático medio a favor de los tratamientos con aplicación de biosólidos, tanto para el rodal juvenil como adulto.
  • También, menciona que “en términos generales, los cambios que produce la aplicación de lodos en las plantaciones –en las dosis en que fueron aplicadas en este ensayo-, tienden a ser de efecto temporal, dando margen a aplicaciones periódicas”.

En síntesis, el documento concluye que los resultados del estudio permiten dar cuenta que “el cambio de hábito de crecimiento de los árboles debido a la aplicación de biosólidos constituye una interesante oportunidad para la silvicultura de Pino Radiata al aumentar el crecimiento volumétrico y mejorar la forma fustal sin detrimento de su calidad”.

Todos los derechos reservados a Tierra Verde limitada.
Diseño web Agencia 7 Días 

© 2019